jueves, 21 de octubre de 2010

Ni "Fuerte" Ni "Pobrecita".

En este último tiempo me ha dado muchas vueltas en mi cabeza loca, la actitud frente a lo que significa estar enferma, obviamente debido a los últimos sucesos :P.
Encuentro que es súper complejo definir como lo siento, pero creo a falta de la palabra exacta, lo definiría como Ni "Fuerte" ni "Pobrecita".
Muchas veces me pasa que hay gente que me dice que me encuentra una mina Fuerte, y no sé si es por que tengo la auto estima en un promedio bajo de lo normal o qué... pero pocas veces yo lo siento así. Creo que simplemente me he ido adaptando de la mejor forma posible a la nueva realidad. Empezar a desmayarte o sentirte muy mal de un día para otro, fue muy sorpresivo, pero sobre todo LIMITANTE y cuando uno se siente limitada por tu cuerpo, estas tan cerca de sentirte "Pobrecita", por qué tu cuerpo actúa como si estuviera derrotado, entonces es muy difícil tener una actitud bacán con un cuerpo que te traiciona :S.
Después de poder levantar y sacar la cabeza del problema mismo (que demora un rato) uno tiene dos opciones (como la mayoría de las veces en la vida):

1- O te quedas lamentado tu nueva realidad, que pareciera que es lo que tu cuerpo desea, pues poco ayuda a salir de ahí.
2- O buscas. Buscas con todas tus fuerzas (las que te queden) una posible solución, y arrastras este cuerpo que no acompaña, pero que por tú decisión, lo sentimos ¡NO LE QUEDA OTRA!

Es muy difícil y los tiempos en los que uno quisiera que todo se solucionara, no tienen nada que ver con los tiempos que demora adaptarse y encontrar una solución que te permita volver a cierta "normalidad".

Espero de verdad, que a la nuevas personas que lleguen a este blog y que sienten esa angustia, propia de cuando todo se transforma de golpe, logren llegar lo antes posible a la "normalidad" y que confíen en que ese día va a llegar.
Ahora cuanto demoren, es un proceso muy personal :)

domingo, 10 de octubre de 2010

Frustración ¿la conocen cierto?

En Chile circuló un comercial de un detergente en la que un niñito le pregunta a su Mamá; Mamá ¿qué es frustración? y ella le responde que era lo que sentía antes de conocer el maravilloso detergente...¿Se imaginan la respuesta si la Mamá (además) hubiese sido Disautónoma? :P
Cuándo uno tiene una enfermedad como esta, en la que el control no es algo con la que viene incluida, manejar la frustación es muuuuuuuuuuuuuuuy requetecontra difícil. No sé cuantas de uds. ha contado con el apoyo suficiente para poder con ella. Algunas cuentan con el apoyo de la familia, de la pareja o/y de los amigos...pero donde el zapato aprieta más fuerte (generalmente) es en el trabajo, y es complejo tratar de explicar lo que ni siquiera uno entiende muy bien, por que simplemente viene (baja de presión, mareos, desmayos etc.) y una tiene que forjar la mejor actitud además.
¿Se han preguntado que tanto les ha cambiado la forma de desenvolverse esta enfermedad? Por que yo pase de la rabia, a la angustia, después un poco de conformidad y ahora (gracias a que está controlada con la acupuntura) a la tranquilidad...pero es una tranquilidad extraña...por que sé que debo estar pendiente igual, para que no pase nada.
Me acuerdo cuando me diagnosticaron y recuerdo la sensación de desierto, donde nadie sabía mucho y la incertidumbre. Hoy esa sensación ya no está, pero la sensación de frustración va y vuelve... ¿se irá algún día?
Cuando apareció este problema, no era muy amiga de la sicoterapia y hace poco fui a la primera sesión y ¿saben que? hasta el momento, mi opinión es más que positiva...tener una visión extranjera no es mala; alguien que te diga que es normal sentirse así, pero que lo importante es salir de ahí y te de herramientas, en este momento está muy bien para mí y ovbiamente no fui sólo por la disautonomía, tengo más material de loca :P.

Y uds. ¿como se ayudan? :D