martes, 23 de abril de 2013

La "Palmoterapia"

"Es infierno está lleno de buenas intenciones, el cielo de buenas obras"

¿Recuerdan el libro de "Los 4 acuerdos" que alguna vez les mencione aquí? Entre 1 de los 4 acuerdos para llegar a la felicidad, hay uno en particular, que creo que en el caso de las personas que padecen la Dis, les puede ser muy util para lidiar con lo que alguna vez una chica escribió en uno de los comentarios y encontré que era muy preciso "La palmoterapia".
La palmoterapia es esa cantidad de gente que te encuentras en cualquier lugar, incluyendo a la familia muchas veces, que al contarles de que trata la Dis, recibes de respuesta comentarios de este tipo:
-"Pucha, que mala suerte la tuya"
-"Es que te alimentas mal, si eres tan debilucha"
-"¿Pero como va a ser tanto?...que pena!"
-"Uuuuuuuuuu yo conocí a una persona que se desmayó y se fracturó la mandibúla...tenís que cuidarte!"
-mmmmmmmmmm (cara de que no te creen) mmmmmmmmmm

Gente que puede tener muy buenas intenciones, pero que no entienden el poder que pueden tener sus palabras, sobre todo si uno la está pasando mal, en medio de una crisis o en general con la Dis. Cuando viene de gente que uno quiere, que por ignorancia, aburrimiento, frustración de verte mal, sus palabras viene cargadas de SUS sentimientos y una que está inmersa en la situación, a veces sumas culpa de lo que generas a tu alrededor.
Aquí es cuando recuerdo uno de los puntos del libro: "NADA ES PERSONAL"
Les dejo este pequeño extracto del libro:

..."Suceda lo que suceda a tu alrededor, no te lo tomes personalmente. Utilizando un ejemplo, si te encuentro en la calle y te digo: «¡Eh, eres un estúpido!», sin conocerte, no me refiero a ti, sino a mí. Si te lo tomas personalmente, tal vez te creas que eres un estúpido. Quizá te digas a ti mismo: «¿Cómo lo sabe? ¿Acaso es clarividente, o es que todos pueden ver lo estúpido que soy?». Te lo tomas personalmente porque estás de acuerdo con cualquier cosa que se diga. Y tan pronto como estás de acuerdo, el veneno te recorre y te encuentras atrapado en el sueño del Infierno. El motivo de que estés atrapado es lo que llamamos «la importancia personal». La importancia personal, o el tomarse las cosas personalmente, es la expresión máxima del egoísmo, porque consideramos que todo gira a nuestro alrededor. Durante el periodo de nuestra educación (o de nuestra domesticación), aprendimos a tomarnos todas las cosas de forma personal. Creemos que somos responsables de todo. ¡Yo, yo, yo y siempre yo! Y Nada de lo que los demás hacen es por ti. Lo hacen por ellos mismos. Todos vivimos en nuestro propio sueño, en nuestra propia mente; los demás están en un mundo completamente distinto de aquel en que vive cada uno de nosotros. Cuando nos tomamos personalmente lo que alguien nos dice, suponemos que sabe lo que hay en nuestro mundo e intentamos imponérselo por encima del suyo. Incluso cuando una situación parece muy personal, por ejemplo cuando alguien te insulta directamente, eso no tiene nada que ver contigo. Lo que esa persona dice, lo que hace y las opiniones que expresa responden a los acuerdos que ha establecido en su propia mente. Su punto de vista surge de toda la programación que recibió durante su domesticación. Si alguien te da su opinión y te dice: «¡Oye: estás muy gordo!», no te lo tomes personalmente, porque la verdad es que se refiere a sus propios sentimientos, creencias y opiniones. Esa persona intentó enviarte su veneno, y si te lo tomas personalmente, lo recoges y se convierte en tuyo. Tomarse las cosas personalmente te convierte en una presa fácil para esos depredadores, los magos negros. Les resulta fácil atraparte con una simple opinión, después te alimentan con el veneno que quieren, y como te lo tomas personalmente, te lo tragas sin rechistar..." 

Por eso es que cuando buscamos comprensión en el resto y no la encontramos, nos deprime tanto. Es super comprensible y obvio querer ser comprendidas, pero debemos mirar con cuidado de quien estamos esperando esa comprensión, no le podemos dar el poder a cualquiera, que sus palabras tengan un efecto negativo y después estas personas se van, siguen su vida y ahí quedamos nosotras afectadas por alguien que dijo algo sin consideración con nosotras o nuestra situación.
Insisto, estoy segura que esta gente que abunda tienen buenas intenciones, y si también están las que no, sobre todo en los ambientes laborales, donde es más fácil tildarte de perezosa que tratar de entenderte, pero está en nuestro poder a quién le ponemos oreja, atención y hasta le encontramos razón.
Muchas veces es super sutil, pero solo uno sabe donde le aprieta el zapato y como, de verdad le da la pelea a la Dis.
Vuelquense a si mismas, no como un acto de ostracismo, si no como un cariño hacía uds., fortaleciéndose y queriéndose. Crean que pueden mejorar y a veces para lograrlo, hay que abandonar tanto ruido externo. Confíen en su intuición, por que esa loquilla, re pocas veces se equivoca :)!
¡Cariños llenos de buena salud! 
Pauli

P.D: Déjenme sus correos en la página de face o aquí mismo, y feliz le envío el libro :)


domingo, 7 de abril de 2013

Nos caemos y nos LEVANTAMOS! :D!

Este post es raro.
De los casi 4 años que tengo este blog he recibido contadas veces comentarios en mal tono, pero desde que cambió mi estado de decir "tengo Dis" a "tuve Dis"  comenzó a pasar más seguido. Desde el anónimato es fácil.
Hoy me ánimo a responder públicamente con un solo objetivo (entendiendo claro que le estoy dando importancia a alguien que no me conoce) que USTED entienda por qué escribo.
Las personas que han leído mi blog desde mis comienzos, compartió medianamente, momentos importantes conmigo, las frustración, las rabias, la pena, pero lejos lo que más me marcó fuertemente en estos años, fue el cáncer de tiroides que tuve.
Gracias a la Acupuntura, que funcionó muy bien para mí, ya que me ayudo a conocerme de forma emocional, con todo lo que ello implica, lo bonito y lo feo. Aprendí a escuchar mi cuerpo desde mi corazón, mi guata, mis sentidos y mi intuición. 
Por eso cuando el cáncer llegó, yo sabía que no me podía hacer la lesa, algo estaba pasando para que mi cuerpo estuviera de esa forma y decidí hacerme cargo. No es fácil. De verdad que no. A ratos uno pagaría por ser un poquito más ignorante y no vivir lo que estás pasando, después del radio yodo, aislada por 11 días, tu cuerpo no vuelve a ser el mismo por mucho rato...en ese momento yo quería ser ignorante respecto a un cáncer, pero estaba ahí...y había que resolverlo.
Para mi la Disautonomía fue un mazazo en la cabeza. Un golpe que me botó y me transformó en un mono porfiado, de esos que se paran y se levantan apenas pueden. Todas las disautonómas somos así, NOS CAEMOS Y NOS LEVANTAMOS! Y CREÁNME CUANDO LES DIGO ESTO: ¡ESO SE LLAMA VALENTÍA! lo hacemos de frente con la gran parte del mundo no ENTENDIÉNDONOS.
Pasar por un cáncer inevitablemente te cambia, no saldrás jamás como llegaste. Cambia la perspectiva, lo que antes era tan importante ya no lo es, las prioridades cambian de orden en 180° grados. Nada es tan grave, todo pasa.
Descubrí el Reiki, que es lejos la herramienta personal más poderosa que hoy tengo. Soy más consciente de mis pensamientos, palabras, acciones, y sobre todo energía...pero no por eso no me equivoco...sigo siendo humana ignorante en tantos temas y situaciones que no puedo dimensionar. 
Con lo que he vivido, mi razón de escribir aquí es:

-QUE A USTED NO LE PASE.
-PARA QUE CONSIDERE OTRA VISIÓN.
-INFORMACIÓN.
-DIFUSIÓN Y EL ENTORNO SEA MÁS AMABLE.
-QUE USTED ENTIENDA QUE NADA ES POR QUE SÍ.
-¡QUE NO ESTÁN SOLAS!

¿Muy ambicioso? seguramente...no lo  sé en verdad, por que creo que no me importa. Cuando tengo algo que decir, creo en lo que escribí en mayúscula, por que lo creo con Mayúscula...total, es mi blog, para eso lo cree; Para desahogarme, compartir y enviar buena onda, y mi regalo es recibir la buena onda que me llega :D
No me importa nada más.
¡Cariños a todos!
¡Buena vida y salud para todos!
¡Incluyéndolo a ud...señor anónimo :)!












martes, 2 de abril de 2013

¡No soy Hipocondríaca!


No sé cuantas, pero si sé que fueron muchísimas las veces que me trataron de hipocondríaca, desde doctores que, si bien no te dicen directamente "Ud. es Hipocondríaca" te mandan al psiquiatra o al psicólogo no como terapia complementaria, sino como la solución única...hasta los amigos, compañeros de trabajo, familiares etc...
Con la Dis es pan de cada día. Y es pura ignorancia, que incluso puede venir del área médica. Cuándo a ud. la traten de hipocondríaca  responda que la definición de esta es de una persona que cree  PODER tener una enfermedad grave y mortal. En nuestro caso, y si ya estamos diagnosticadas, nuestros problemas responden a otra razón. Si le interesa, le cuenta amablemente de que se trata la Dis, si no, no pierda su precioso tiempo, la gente siempre creerá lo que quiere creer y personalmente creo que uno debe enfocarse en la gente, que al menos en este sentido, simpatiza con uno, escucha y apoya, los demás, por frío que suene, no aporta.
De mi familia al que más le costó entender que era la Dis, fue a mi Papá, no hubo momento que no me reclamara por que había perdido tan buen trabajo por floja, por  NO querer ir a trabajar. Me dolió mucho, no me lo esperaba. Yo vivo lejos de mis papás y ellos no podían ver el día a día de la situación. Mi mamá estuvo ahí firme :)! y Respecto a mi papá creo que hasta el día de hoy permanece medio incrédulo  pero es su forma de ser y no peleo más con ello, prefiero quererlo no más.
Nosotros, todos, muchas veces al día, conscientes o no, emitimos juicios sin fundamentos en diferentes ámbitos y nuestro entorno no será la excepción respecto a la Dis. Creo que uno aprende a escuchar con esta enfermedad, por que lo quieras o no, te llega mucha mala  onda y al final aprender a filtrar, de quién viene el comentario, eliges que hacer con estas personas o que actitud tomar tu...es un conocimiento constante de manejo de relaciones humanas (desde familia a parejas) de cuándo uno está en crisis. Tus lazos se hacen mucho más fuertes y otros definitivamente se rompen y se aprende a vivir con ello.
Con la tranquilidad que da haber aprendido tantas cosas con la Dis, de mí, de los demás, me siento muy agradecida, no cambio ni un centímetro de mí y mi historia hoy :)
¡Feliz semana y buena salud a todos!
Pauli